Dormir con música: ¿Buena o mala idea?

Quien soy
Martí Micolau
@martimicolau
Autor y referencias
Dormir con música: ¿Buena o mala idea?




Cuando no podemos conciliar el sueño, tratamos de encontrar soluciones creativas que nos ayuden a descansar. Uno que se suele utilizar gracias a la facilidad de escucharlo con los sitios de música en streaming es el de dormir con música, pues para muchos es el mejor somnífero. Todos sabemos cómo una canción triste o una melodía enérgica puede cambiar nuestro estado de ánimo en minutos.

Pero, ¿es posible aprovechar este efecto mágico que la música tiene sobre nosotros para conseguir un sueño de calidad? ¿O podría ser un estorbo? En este articulo, veremos si es buena o mala idea.


 


¿Dormir con música mejora la calidad del sueño?

¡SÍ! Sabemos que mientras estemos tranquilos puede mejorar el descanso nocturno y el nivel de satisfacción. Y la ciencia sostiene que las personas que se relajan antes de dormir tienen un sueño de mejor calidad.


La música también neutraliza los ruidos que pueden interrumpir nuestro sueño. Esto sucede porque la música proporciona una capa de ruido suave que reemplaza o distorsiona el resto de los ruidos de fondo que pueden distraer.

Además, nos distrae de nuestras preocupaciones. Nos ayuda a relajarnos poco a poco para dar paso a emociones agradables para olvidar la ansiedad, la frustración o el nerviosismo que acompaña al insomnio.

Pero como tantas otras cosas, aprender a relajarse y dejarse llevar requiere práctica. A veces tenemos que aplicar esta estrategia durante varios días seguidos para que empiece a hacer efecto.

La Fundación Nacional del Sueño de EE. UU. afirma que la música tiene un efecto relajante directo sobre el sistema nervioso. Por lo tanto, crea las condiciones óptimas necesarias para poder dormir porque ayuda a reducir el ritmo cardíaco y la presión arterial. Además, los músculos se relajan y la respiración se vuelve más lenta y profunda.

 

 

El ruido rosa es la mejor música para dormir.

Es posible que haya oído hablar del "ruido blanco" o uno que contiene todas las frecuencias de sonido a la misma potencia. También existe el "ruido rosa" que es impredecible porque sus valores son completamente aleatorios.

Este tipo de sonidos son ideales para enmascarar el ruido ambiental porque son constantes, neutralizan mejor otros sonidos ambientales que la música relajante. Nos envuelven de una agradable sensación que nos ayuda a relajarnos. Algunos ejemplos son el sonido de las olas del mar, el sonido de una cascada, la lluvia o el viento.



 

¿Qué música no es recomendable para dormir?

Precisamente por el poder de la música sobre el estado de ánimo, es bueno dormir con música, aunque no es recomendable escuchar música que nos estimule o que tenga letras con mucha carga emocional. Ahora bien, el tipo que elegimos para relajarnos y conciliar el sueño con mayor facilidad es algo muy personal.

Pero no toda la música relaja a todas las personas de la misma manera. Por ejemplo, el canto de los pájaros puede ser una melodía deliciosa para algunos y una tortura acústica para otros. ¡Identifica los sonidos y la música que te relajan y te ayudan a desconectar!

Y es que, al igual que el ruido blanco enmascara sonidos ambientales que pueden despertarnos, los cambios repentinos en las melodías nos sorprenderán y despertarán. Por eso, necesitamos encontrar el tipo de música que nos ayude a relajarnos para que nuestro cuerpo se prepare para dormir.


Así, estudios científicos al respecto han demostrado que ritmos en torno a los 60 a 80 latidos por minuto, como el de nuestro corazón cuando estamos tranquilos, son los que más relajan y ayudan a conciliar el sueño. Estos son los que se encuentran en la balada, la música clásica, el jazz o el folk.

 

La mejor forma de conciliar el sueño con música

Nuestra forma de escuchar música es muy personal. Lo más importante es que sea cómodo para que no interfiera en nuestro descanso. Por ejemplo, tendremos que usar cascos si dormimos en pareja. O puede ser más cómodo para nosotrosusar un altavoz si lo hacemos solos.

Por otro lado, para dormir con música, se recomienda programar el dispositivo para que se apague después de un cierto período de tiempo. De esta forma, el ruido no nos despertará y no interrumpirá nuestro descanso una vez que hayamos conseguido conciliar el sueño. Si no disponemos de esta posibilidad, podemos desactivarla cuando ya cerremos los ojos.


Añade un comentario de Dormir con música: ¿Buena o mala idea?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.