Dormir con tu gato en el Islam: lo que necesitas saber

Quien soy
Martí Micolau
@martimicolau
Autor y referencias
Dormir con tu gato en el Islam: lo que necesitas saber





Si vivimos con uno o varios gatos, seguramente habremos dormido menos una vez con nuestro gato o en la cama por la noche o en el sofá después de ver una película o en un sillón después de leer un buen libro. Pero, ¿dormir con un gato en el Islam es bueno para nosotros o debemos temer algo? ¡Veamos juntos cuál es el comportamiento correcto!

 

Dormir con tu gato en el Islam: El sueño del gato

Los gatos que viven con otros gatos duermen solos y en estrecho contacto entre ellos. Desde el nacimiento, los pequeños hermanos y hermanas gatitos duermen juntos, incluso uno encima del otro, para sentirse protegidos y seguros. Mantienen este comportamiento incluso cuando son adultos.



Cuando viven con humanos, los gatos replican lo que normalmente harían con sus compañeros gatos. Con mucha frecuencia, cuando estamos sentados y/o acostados, saltan a nuestros brazos y se ponen en cuclillas mientras ronronean.

 

¿Por qué el gato está durmiendo sobre mí?

Muchos dueños de gatos se preguntan: "¿Por qué mi gato duerme boca abajo?" o "¿Por qué el gato duerme en mi cabeza?". Veamos precisamente por qué el gato duerme sobre su amo (aunque el verdadero amo, en la relación humano-gato, sea... ¡el gato!)

Digamos que la razón por la que el gato duerme sobre o sobre el dueño es porque el contacto físico cercano indica una fuerte conexión emocional: "Confío en ti, así que me relajo estando cerca de ti".

Además, el gato elige lugares muy cálidos de nuestro cuerpo como la barriga y la cabeza o lugares muy malolientes como las manos y los pies porque le ayudan a dormir y a sentir nuestra presencia. ¡Por eso, en nuestra ausencia, duermen sobre nuestra ropa recién quitada y/o sobre nuestros zapatos recién quitados!

 

¿Es bueno dormir con tu gato en el Islam?

Dormir con gatos resulta muy relajante para los humanos, especialmente para aquellos que sufren de ansiedad y/o ataques de pánico. Muchas personas que luchan contra el insomnio pueden regular sus biorritmos simplemente durmiendo con su gato.

Por el contrario, dormir con el gato durante el embarazo es beneficioso no solo para la futura mamá, que se siente amada y comparte esta maravillosa experiencia con su amigo de cuatro patas, sino también para el niño que percibe la presencia del gato a través de sus maullidos. y sus ronroneos.


Además, el propio gato comienza a acostumbrarse al cambio futuro, pues percibe con sus desarrollados órganos sensoriales la presencia de otro ser vivo que se mueve dentro de su amigo humano y escucha los latidos de su corazón.


 

¿Es malo para ti dormir con tu gato?

¿Dormir con tu gato le provoca alguna enfermedad? Las zoonosis, es decir las enfermedades transmisibles de los animales a los humanos, son fácilmente evitables gracias a una buena higiene que debes respetar, convivan o no con un animal. 

Durante el embarazo, la toxoplasmosis también es transmisible con carne poco cocida y/o verduras mal lavadas y solo en porcentajes muy pequeños por contacto con el gato doméstico.

Sin embargo, en lo que respecta a los niños, especialmente a los bebés, no es recomendable dejar que los gatos duerman con ellos, sin comprobar, únicamente, que los gatos tienden a dormir boca arriba, como se ha explicado anteriormente, y dado que la cara de los niños es muy pequeña, es Es fácil que, a regañadientes, se pueda complicar la correcta respiración del lactante.

Pero también es peligroso que el bebé duerma boca abajo, ¡tengas gato o no!

Si nuestro gato sale a la calle y duerme con nosotros, es bueno que esté vacunado para conservar su salud, que reciba el tratamiento necesario contra pulgas y otros insectos y que lo limpien regularmente porque no sabemos dónde tiene sido (el mismo razonamiento también se aplica a nuestros zapatos - ¡quién sabe en qué caminamos todos los días sin nuestro conocimiento!).

 

Gato en la cama: ¿sí o no?

Si autrefois on pensait que le chien ne devait pas monter sur le lit pour des raisons hiérarchiques, maintenant on réévalue que ce n'est pas fondamental aux fins de l'éducation de votre chien, au contraire, lui permettre de grimper renforce l'interspécifique relación amorosa.


Quienes conviven con varios gatos saben muy bien que cambiar de posición durante el sueño, rodeados de sus mascotas, se vuelve complicado, incluso problemático, porque muchas veces corres el riesgo de quedar bloqueado por tu cuerpo abandonado en el sueño.


Cuando se acerca el amanecer, su placentero sueño puede verse interrumpido saltando y saltando de un lado a otro de la cama, ya que los gatos están especialmente despiertos a estas horas. ¡Pero aquellos que se levantan temprano en la mañana pueden escapar fácilmente de este riesgo!

Más allá de todo lo explicado aquí, poner al gato en la cama es una elección completamente personal. De hecho, cada uno de nosotros en nuestra propia casa podemos decidir si permitirlo o no: puedes acostumbrar a tu gato a dormir solo en otra habitación sin estresarse o a dormir en sus brazos sin crear demasiados problemas.

Añade un comentario de Dormir con tu gato en el Islam: lo que necesitas saber
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.