Dormir en la playa: Lo que necesitas saber

Quien soy
Judit Llordes
@juditllordes
Autor y referencias
Dormir en la playa: Lo que necesitas saber



Un sueño casi unánime es el sueño de dormir en la playa. Especialmente cuando se trata de unas vacaciones en la playa, es esa encantadora habitación de hotel con balcón frente al mar, que suele ser tan salada como el agua. Este mismo dormitorio de ensueño también nos deja algo alejados del contacto real con la naturaleza. 



Cuando decimos que hemos acampado varias veces junto a la playa, nos bombardean con preguntas sospechosas, que incluso encontramos comprensibles porque como sociedad estamos acostumbrados a vivir con miedo. Pero tranquilo, te vamos a enseñar cómo es posible aparcar y dormir tranquilo frente al mar. 


1. Elige un lugar seguro 

Parece bastante obvio, pero es importante decirlo aquí, no se trata de ir a la primera playa que encuentres y pararte a dormir. Algunos pueden ser muy peligrosos y es importante tomar algunas precauciones, como: 


  • Pregunte a los residentes si el lugar es seguro y si allí hay robos frecuentes;  

  • Elija una playa más apartada o cerca de pequeños pueblos. Si esta es su elección, tenga en cuenta si las casas tienen paredes altas y cercas excesivas, ya que esto es un indicador de peligro. 


2. Baño y bañera 

Si tiene esta estructura en su RV, genial, pero si no la tiene, siempre hay una manera. Cuando acampamos en la playa, siempre garantizamos un baño en la ducha que ofrece la propia playa. 

Sigue haciendo frío, claro, pero con el calor no se convierte en un problema, pero recuerda que el agua que va al suelo no puede llevar jabón ni acondicionador. Así que para estas ocasiones vale la pena invertir en productos que no dañen el medio ambiente y hay varios de ellos y los puedes comprar online.



3. Alimentos 

Un artículo imprescindible para un campista respetable es, al menos, una pequeña estufa de camping. Es "una mano en el volante" y garantiza sus comidas desde el desayuno hasta la cena. Si es posible, come en las tiendas locales, cómete ese trocito de pescado porque nadie es de hierro.


 

4. Abre las cortinas 

De cualquier manera, disfrute de la libertad que es estar tan cerca de la naturaleza, deje una pequeña rendija en la cortina abierta para que la luz del día lo despierte. Te garantizamos que no hay mejor llamada de atención, tomando un café viendo salir el sol desde la arena de la playa. Te podemos garantizar que es una sensación inolvidable, además de ayudar a regular el funcionamiento de tu cuerpo y tu sueño.


Añade un comentario de Dormir en la playa: Lo que necesitas saber
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.