Soñar con pie: ¿Qué significados?

Quien soy
Valery Aloyants
@valeryaloyants
Autor y referencias
Soñar con pie: ¿Qué significados?



Los pies son sinónimo de progreso, nos permiten avanzar. Situados en la base de nuestro esqueleto, los pies son los que nos permiten estar de pie y caminar. Espiritualmente los pies representan fuerza. Los pies son los que nos conectan con la naturaleza, con lo terrenal y nos recuerdan que también nosotros formamos parte de ella de forma armoniosa. Pero, ¿qué significa soñar con pies?



En el simbolismo del mundo de los sueños, los pies indican algo estable y seguro, muchas veces también indican nuestras actitudes impulsivas, que se desvían de la razón (por su ubicación, tan lejos de nuestra cabeza).

Tradicionalmente, el pie derecho representa el lado del derecho y del bien, pero también del racional, mientras que el pie izquierdo representa el camino del instinto y del corazón.



 

Soñar con pies: los significados

 

Soñar con pies descalzos

Pueden tener un doble significado. En el primer caso, podemos asignarle una interpretación positiva, ya que los pies descalzos indican contacto directo con la tierra. Que indica un carácter muy fuerte, pero al mismo tiempo, una fuerte sensibilidad. 

En muchas religiones orientales es imprescindible rezar descalzo para estar en contacto con la naturaleza. En un segundo caso, le damos a este sueño un valor algo negativo: los pies descalzos pueden indicar fuerte vulnerabilidad e inseguridad hacia nosotros mismos.

 

Soñar con pies malolientes

Los pies apestosos o incluso los pies dañados, arañados o agrietados son pies que indican un fuerte desprecio por su cuerpo. En este caso, significa que no tenemos confianza en nosotros mismos. 

Esta es una característica negativa y puede suceder a menudo que soñamos con desatendernos en momentos particulares que estamos enfrentando en nuestra vida. Este sueño puede referirse a una situación, una aventura, algo por lo que estás pasando en este momento.

 

Soñar con pies ensangrentados

Como mencionamos anteriormente, los pies indican fuerza, progreso. Soñar con pies ensangrentados indica ciertas elecciones que pueden conducir a consecuencias desastrosas o negativas, de los que a veces también podemos ser responsables. 

Tenemos que prestar mucha atención al tipo de decisiones que queremos tomar, porque podemos equivocarnos. (Ver Soñar con Sangre).

 

Soñar con pies en el agua o soñar con pies mojados

Los pies en contacto con el agua indican un progreso positivo en todos los aspectos. El agua, como el fuego, es altamente purificadora, pero la diferencia más importante es que el agua no es destructiva. 



Al igual que durante un bautizo, soñar con pies sumergidos en agua o mojados indica el comienzo de una nueva etapa de nuestra vida. Hemos derribado así todos los precedentes, y hemos decidido emprender un nuevo camino, hemos planificado nuevos proyectos y estamos preparados para afrontar un nuevo camino.

 

 

 

Soñar con pies cercenados (amputados, cortados, mutilados) 

Los pies amputados o faltantes indican un gran peligro. Nos han privado de lo único que nos permite movernos de forma independiente. Espiritualmente, amputar los pies significa no querer escuchar nuestra parte irracional, sino querer seguir los consejos de la razón. 

En un nivel pragmático, los pies indican nuestro progreso. Pero tal vez si fallamos, las decisiones que tomamos no fueron las correctas. Escoger el camino equivocado repetidamente puede tener serias repercusiones y debemos tener mucho cuidado.

 

Soñar con pies en el barro (fangoso, sucio, negro):

El barro en los sueños adquiere significados de transformación. De hecho, se dice en algunas creencias que el barro era la materia fangosa de la que fue creado el hombre. Con el barro podemos moldear muchas cosas y por eso, es sinónimo de cambio constante.

 

Soñar con pies quemados

El fuego representa energía y pasión, en el mundo de los sueños es un elemento destructivo que suprime todo lo que queremos olvidar o decidimos no ver. 

Soñar con pies quemados indica dispuesto a correr riesgos y seguir sus instintos siendo consciente de los peligros. Muchas veces pensamos que arriesgándonos obtenemos mejores resultados. Es cierto que los pies son símbolo de progreso constante, pero hay que tener mucho cuidado: a veces hay que volver atrás y volver sobre los pasos para darse cuenta de los errores cometidos.



 

Soñar con pies feos o bonitos

A menudo, en el mundo de la simbología onírica, "fealdad" no se refiere necesariamente a la apariencia exterior de la realidad, pero nos sirve para evaluar a una persona o algo en un nivel interior. 

Si sueñas con pies feos, representan un miedo, el miedo a tomar malas decisiones por nuestra naturaleza muy impulsiva, que no es la mejor. Incluso las inseguridades pueden ser la interpretación correcta del sueño. Por el contrario, soñar con hermosos pies siempre puede se refieren a nuestra naturaleza impulsiva, pero de una manera positiva.

 

Soñar con los pies de un niño o un recién nacido

Soñar con los pies de un recién nacido puede ser un recordatorio para el niño que llevamos dentro. También se puede interpretar en un sentido metafórico como un recordatorio de nuestros primeros y más importantes pasos. 

Los bebés en los sueños representan nuestro lado inocente, la parte buena de nuestro carácter. Tal vez debamos pensar más profundamente antes de tomar una decisión final, pero no debemos dejarnos influenciar por quienes nos rodean. Tenemos que preocuparnos menos. A menudo, los niños también representan algo nuevo, un nacimiento real y, por lo tanto, también aquí este aspecto nos vuelve a conectar con los cambios y el progreso.

 

Soñar con pies fríos y/o enfermos (gangrenosos, dolorosos)

Los pies enfermos indican nuestra incapacidad para continuar en nuestro camino. Las enfermedades en los sueños a menudo indican perturbaciones que nos provocamos a nosotros mismos, por miedos que nos bloquean. Los pies fríos o enfermos indican un mal presentimiento, un deseo de no continuar o no poder continuar debido a estas dificultades físicas. 

Indica que necesitamos descansar y recuperar fuerzas para continuar nuestro camino. Hay que evitar el cansancio y continuar con calma y serenidad.

 

Soñar con pies pequeños o grandes

Según el tamaño de los pies puede dar una "medida" a nuestros proyectos de futuro. Si soñamos con pies pequeños, podemos dar un número limitado de pasos y no nos conviene; al contrario, si tenemos los pies muy grandes o muy largos nos permite dar pasos mucho más grandes, permitiéndonos así seguir más rápido y sin demasiados problemas. 

También apunta a nuestros complejos internos, si nos sentimos o no capaces de continuar nuestro viaje de la mejor o la peor manera.

 

Soñar con un pie enyesado o roto 

Un pie enyesado indica un período de descanso, incapacidad para moverse, casi como parálisis momentánea. Necesitamos tiempo para avanzar, tal vez vamos demasiado rápido y nuestro subconsciente intenta decirnos que frenemos y descansemos un poco.

Añade un comentario de Soñar con pie: ¿Qué significados?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.