El cálculo en numerología: el camino de la vida y los años personales

Quien soy
Lluís Enric Mayans
@lluisenricmayans
Autor y referencias

Ver mi tema ahora

Comprender el mundo que nos rodea, sus manifestaciones, sus sutilezas y sus destellos siempre ha sido parte de los objetivos de la vida humana. Durante miles de años, la numerología se ha utilizado para guiarnos y ayudarnos a comprender el significado de las cosas a nivel terrenal pero también espiritual. Cada letra de tu nombre y cada número de tu fecha de nacimiento es una pista valiosa que te ayudará a tomar plena conciencia de tu objetivo de vida y encaminar tu existencia hacia el camino que más probablemente te proporcione la satisfacción del trabajo realizado.




La numerología se lleva principalmente por dos datos capitales: el camino de la vida y el año personal. El cálculo del camino de la vida implica su fecha de nacimiento (día, mes y año de nacimiento). Es por tanto una constante inmutable, fija y absoluta. Te informará sobre tu propósito de vida, tus aptitudes, tus tendencias de carácter, etc. El año personal se calcula a partir de su fecha de nacimiento (día y mes, sin el año) y el año actual. Entonces es una variable que cambia cada año. Le informa sobre su lugar en el ciclo de 9 años y, por lo tanto, lo ayuda a identificar su camino de vida para el año en curso. Desde la democratización de la web, el uso de los servicios gratuitos de numerología se ha disparado, convirtiéndose gradualmente en parte de un enfoque más global para el desarrollo personal.

Años personales y su cálculo.

Así como el movimiento de los planetas afecta nuestra existencia, los números actúan por vibraciones más o menos fuertes y suscitan en nosotros acciones, sentimientos y pensamientos, seamos o no conscientes de ellos. Cuando cambian números importantes en nuestra vida (una nueva dirección, un nuevo uniforme, un nuevo número de teléfono), nuestra energía se ve afectada con repercusiones más o menos visibles. La transición de un año al siguiente es uno de esos cambios regulares de números que provocan un cambio vibratorio. Todos compartimos la influencia de esta transformación. Esto se llama el “año personal”.


Conocer tu progreso en el ciclo de los años te será de gran ayuda: te ayudará a interpretar los muchos cambios que ocurren en el ambiente turbulento así como en tu interior. Mirar su año personal es como leer el informe meteorológico antes de planificar un viaje. Hay un tiempo para actuar, un tiempo para contemporizar. Un tiempo para expresarse, luego otro para explorar. También hay un tiempo para retirarse. A diferencia del camino personal que discutiremos en la siguiente parte, el año personal es una variable: su valor varía cada año. Su cálculo se basa en tres datos:


  • Su día de nacimiento;
  • Su mes de nacimiento;
  • El año en curso.

Por lo tanto, su año de nacimiento no tiene importancia en el cálculo de su año personal. Este gran indicador de la numerología contemporánea, por lo tanto, está orientado hacia el presente y el corto plazo, a diferencia del camino de la vida que dibuja un esbozo más general de tu existencia. Para calcular su año personal, siga estas pautas:

  • Reduzca el año actual a un solo dígito sumando el dígito de los miles a los dígitos de las centenas, las decenas y las unidades. Terminará con un número de dos dígitos que también deberá reducirse a un solo dígito. Para el año 2017: 2 + 0 + 1 + 7 = 10. Entonces: 1 + 0 = 1;
  • Reduzca su día de nacimiento a un solo dígito si es necesario (si nació el día 15, el total será, por lo tanto, 5 + 1 = 6);
  • Reduzca su mes de nacimiento a un solo dígito si es necesario (si nació en diciembre, el total será: 1 + 2 = 3).

NÓTESE BIEN: contrariamente al cálculo del camino de la vida, el del año personal no impone una atención particular a los llamados números “maestros”. El cálculo se reduce a una serie simple de sumas simples.


La lógica matemática es implacable: terminarás con un número entre el 1 y el 9. Cada uno corresponde al año personal del mismo número en el marco de un ciclo de 9 años consecutivos. Cada año personal impone un contexto particular, trae su parte de oportunidades a aprovechar y amenazas contra las cuales se tratará de protegerse. Para poner las probabilidades a tu favor, debes ser consciente del significado de cada año personal y su lugar en el ciclo. Esta es la mejor manera de lograr sus objetivos y asegurarse de no ir contra la corriente. Contrariamente a lo que se puede leer en ciertos sitios de videncia o numerología, los años personales se numeran estrictamente 9. En esta etapa, no estamos hablando de números de dos dígitos (números maestros) como para los caminos de la vida.


Caminos de vida: nuestro camino de destino

El número del "camino de la vida" ocupa un lugar destacado en los cálculos numerológicos. El camino de la vida es un dato fundamental, inmutable, fijo y definitivo. En cuanto al año personal, la trayectoria de vida se calcula a partir del día y mes de nacimiento, al que no le sumamos el año en curso sino el año de nacimiento de la persona. Por lo tanto, el camino de la vida depende exclusivamente de la fecha de nacimiento de la persona. Los numerólogos consideran que el camino de la vida corresponde a nuestro camino del destino. Destaca las potencialidades y oportunidades de la vida de su titular. El cálculo del camino de la vida depende del sistema numerológico que se elija:

  • El sistema pitagórico, en referencia a Pitágoras, asigna un número a cada una de las letras del alfabeto occidental, del 1 al 9. Se considera ampliamente que el sistema pitagórico es el sistema predeterminado de la numerología contemporánea. Para Pitágoras, todo se explica (o explicable) mediante números. El sistema del mismo nombre se desarrolló combinando el conocimiento místico hebreo, la literatura de los gurús indios y las matemáticas occidentales;
  • El sistema de Cabalá es comparable al primero pero se basa en una tabla numerológica de 22 dígitos;
  • El sistema caldeo, considerado el más preciso, se basa en la fecha de nacimiento y el nombre de la persona.

La numerología contemporánea utiliza el alfabeto numérico hebreo de la gematría cabalística. El cálculo del camino de la vida según el sistema pitagórico es sencillo. Basta, en cuanto al año personal, proceder a las adiciones sucesivas con, sin embargo, algunas instrucciones a respetar:


  • Primero debes sumar por separado cada dígito de cada uno de los elementos que componen tu fecha de nacimiento (el día, el mes y la fecha de nacimiento);
  • Advertencia: si uno de los tres subtotales formados da como resultado un Número Maestro (11, 22 o 33), no lo reduzca, así el 11 no se convierte en “2”, el 22 no se convierte en “4” y el 33 no se convierte en un “6”;
  • Finalmente, suma los tres subtotales (día, mes y año de nacimiento) y suma los dos dígitos del resultado para llegar a tu camino de vida (a menos que te encuentres con un 11, un 22 o un 33 que son números maestros correspondientes a caminos de vida adecuados).

El error más común es sumar los tres elementos (día, mes y año de nacimiento) a la vez. Este enfoque corre el riesgo de darle un camino de vida sesgado. Al combinar las lecciones de tu camino de vida con la información que habrás aprendido de tu año personal, entonces tendrás todas las cartas en la mano para lograr tu objetivo de vida.

Añade un comentario de El cálculo en numerología: el camino de la vida y los años personales
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.