Somnolencia posprandial: ¿Por qué y qué hacer?

Quien soy
Valery Aloyants
@valeryaloyants
Autor y referencias
Somnolencia posprandial: ¿Por qué y qué hacer?



Después de una mañana de trabajo o estudio y un almuerzo para reponer energías, muchas personas experimentan somnolencia posprandial; ese impulso casi irresistible de dormir una siesta antes de retomar las actividades del día.



Mientras que algunos logran hacer tiempo para unos 15 minutos de sueño antes de regresar al trabajo, la escuela o la universidad, otros no lo logran y tienen que lidiar con el regreso a las tareas del hogar, a menudo sin poder ejercitar sus actividades.


Ya sea que logres o no tomar una siesta después del almuerzo, es posible que algunos se hayan acostumbrado y consideren que el sueño que viene después de una comida es normal. Otros pueden preocuparse acerca de por qué se siente somnoliento después del almuerzo y sospechar que este deseo de dormir después del almuerzo puede indicar que algo anda mal.



Pero aun conociendo los beneficios que trae la siesta para la salud y el estado físico, ¿está justificada esta preocupación? ¡Hablemos de lo que le puede pasar al cuerpo de aquellos que tienen sueño después del almuerzo!

 

El mecanismo de la somnolencia posprandial

Este es el nombre científico del sueño experimentado después del almuerzo: el término posprandial significa después de una comida o después de comer. El conocimiento es interesante, pero ¿por qué se experimenta el fenómeno?

Para entender esto, tenga en cuenta que hay dos tipos de sistema nervioso que funcionan en paralelo en el organismo humano: uno se llama sistema nervioso simpático y el otro se llama sistema nervioso parasimpático.

La programación del sistema nervioso simpático está asociada con la lucha, la huida, la caza y el forrajeo, lo que deja a la persona excitada, estimulada y cabizbaja, en caso de que necesite huir o luchar contra una amenaza o buscar comida.


A su vez, el sistema nervioso parasimpático está relacionado con “comer y descansar”. Se activa cuando después de comer alimentos y recibir energía con éxito, el cuerpo se prepara para descansar y absorber esa energía.

En otras palabras, es la activación del sistema nervioso parasimpático después de una comida lo que hace que una persona se relaje y entre en un modo de "aprovechar el momento".

Esto es también cuando el flujo de sangre ya no se dirige al cerebro y se dirige más al intestino y al estómago, ya que se necesita más sangre en estas áreas, lo que traerá consigo oxígeno y energía para el proceso de digestión. . .



Debido a este flujo de sangre reducido al cerebro, la persona es algo más lenta, más difícil de concentrar y somnolienta.

 

Cuidado con las comidas muy copiosas y muy grasosas

Comer comidas demasiado pesadas y grasosas en el almuerzo también es un error porque dificultan el proceso de digestión y requieren mucha circulación sanguínea para ser digeridas. Como acabamos de ver, este aumento del flujo de sangre a la digestión disminuye el flujo de sangre al cerebro, lo que hace que la persona se sienta más somnolienta.

Las grasas ralentizan el proceso de digestión porque tardan mucho en ser digeridas en el estómago y absorbidas en el intestino. Con esto, el cuerpo está durante horas con más flujo de sangre en el sistema digestivo y con menos flujo de sangre disponible para el cerebro.


El problema con las comidas altas en carbohidratos

La fatiga después del almuerzo también está relacionada con el pico de insulina. Al consumir un almuerzo alto en carbohidratos, se producirá un aumento en el nivel de azúcar en la sangre (glucosa). En respuesta a la alta circulación de glucosa en la sangre, el cerebro ordenará al páncreas que secrete insulina para almacenar todo este azúcar, porque demasiada glucosa no puede circular en la sangre.

Aquí cabe aclarar que la insulina es la hormona que ayuda al organismo a convertir la glucosa en energía o almacenar este azúcar en los músculos, hígado o como grasa para ser utilizada posteriormente, por si acaso la glucosa no sería utilizada como energía en el organismo. tiempo.


En algunos casos, se puede secretar más insulina de la necesaria, como en las personas con diabetes tipo 2: para estas personas, la tendencia es a secretar más insulina porque la enfermedad se acompaña de resistencia periférica a la insulina.


Cuando hay demasiada insulina, se almacena demasiada glucosa, lo que hace que los niveles de azúcar en la sangre bajen. Así, se produce una especie de efecto rebote, que provoca una bajada de energía, cansancio y somnolencia.

Por eso es muy importante prestar atención no solo a la cantidad de carbohidratos consumidos, sino también a la calidad de los carbohidratos ingeridos en el almuerzo. Consumir demasiado pan blanco, arroz blanco, pasta blanca, refrescos y otras bebidas azucaradas provocará una hipoglucemia de rebote (nivel bajo de azúcar en la sangre), con los síntomas mencionados anteriormente. Estos son algunos ejemplos de carbohidratos saludables en los que debe concentrarse.

Pero cuidado: esta hipoglucemia de rebote no se verá en personas con diabetes tipo 2 porque tienen problemas para bajar el azúcar en la sangre.


Lo que les ocurrirá a los diabéticos tipo 2 es un estado de estrés, cansancio y sueño precisamente porque sus niveles de azúcar en la sangre estarán altos y el cuerpo seguirá comandando la secreción de insulina, una hormona que, en estado de enfermedad, no puede cumplir su función. función de recolectar glucosa como debe ser.

Como los carbohidratos digeribles consumidos durante una comida son descompuestos por el cuerpo en azúcar que termina en el torrente sanguíneo, influyen directamente en los niveles de azúcar en la sangre. Por lo tanto, los diabéticos deben tener mucho cuidado con los carbohidratos en su dieta, ya que no pueden controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

Obtenga más información sobre la dieta para la diabetes tipo 2 y hable con su médico y nutricionista sobre todos los cuidados que debe tener con su dieta para mantener muy bien controlada su condición particular de diabetes.

 

¿Cómo componer la comida para no quedarse dormido después del almuerzo?

La recomendación principal es comer menos carbohidratos con un índice glucémico más alto, es decir, carbohidratos de menor calidad. Estos son algunos ejemplos de carbohidratos buenos y malos.

Sin embargo, esto no significa necesariamente seguir una dieta baja en carbohidratos, que es un programa de alimentación en el que existe una restricción en la ingesta de carbohidratos. La idea aquí es favorecer los alimentos con carbohidratos de absorción lenta, como lentejas, guisantes, garbanzos y frijoles, en lugar de alimentos con carbohidratos de absorción rápida, como el arroz blanco, la pasta blanca y la farofa, por ejemplo.

Estos carbohidratos de absorción rápida son los que producirán picos de azúcar en la sangre y desencadenarán la fatiga explicada anteriormente. Por otro lado, los carbohidratos de absorción lenta hacen que el azúcar ingrese a la sangre lentamente y no dispare los picos de glucosa e insulina explicados anteriormente, que están asociados con la hipoglucemia de rebote y la somnolencia que lo acompaña.

También es importante comer muchas verduras de hoja, legumbres y proteínas magras como pollo, pescado o un corte de carne de res más magro, porque sin tanta grasa en la comida, la digestión será más rápida y habrá más flujo de sangre al cerebro. . .

El plato incluso se puede sazonar con una buena fuente de grasa como el aceite de oliva o un saludable aderezo de aguacate. Sin embargo, no debes excederte con la cantidad porque, aunque se trata de grasas buenas, estos ejemplos no dejan de ser grasas y, por lo tanto, ralentizan el proceso de digestión.

Mientras que los carbohidratos se absorben mejor lentamente, demasiada grasa es indeseable para retrasar la digestión. Siguiendo el patrón de alimentación presentado anteriormente en el almuerzo, se espera que la digestión sea más rápida y que la persona pueda ser más productiva después de la comida.

Añade un comentario de Somnolencia posprandial: ¿Por qué y qué hacer?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.