¿Cuánto tiempo podemos vivir sin dormir?

Quien soy
Aina Prat
@ainaprat
Autor y referencias
¿Cuánto tiempo podemos vivir sin dormir?



La respuesta "oficial" proviene de la experiencia documentada: son 264 horas, o alrededor de 11 días. Esta cifra se debe al récord mundial establecido por el adolescente y estudiante de secundaria Randy Gardner en 1965. Pero ese mismo año surgieron candidatos que aseguraban haber superado ese umbral.



Incluso hoy, otros candidatos afirman haber logrado permanecer despiertos más tiempo que Gardner. El candidato más reciente es un inglés que se filmó 266 horas sin dormir. La máxima autoridad en materia de récords mundiales, a saber, el Libro de los Récords, no ayuda en este caso: desde hace años se renuncia a registrar nuevos récords en este campo por la posibilidad de que quien se embarca en tales aventuras corra riesgos para la salud. Es por eso que Gardner siempre será el portador "oficial" de Sleepless World Time.



 

¿Cuánto tiempo podemos vivir sin dormir? Las consecuencias de la falta de descanso

Se sabe que Gardner no fue la excepción y que otros pueden haber soportado un período similar sin dormir. Algunos voluntarios de experimentos científicos han conseguido pasar entre ocho y diez días sin caer en los brazos de Morfeo, eso sí, bajo una cuidadosa supervisión médica. Ninguno de estos participantes reportó problemas médicos, neurológicos, sensoriales o psicológicos después de la prueba. A lo largo del estudio, sin embargo, se observaron déficits que aumentaron con el transcurso de las horas y los días. Según los propios sujetos, su capacidad de concentración y percepción se había reducido y se sentían más apáticos, además de presentar alteraciones en otros procesos mentales. Pero estos síntomas desaparecieron en todos los participantes después de dos noches de sueño reparador.

Los testimonios de soldados que se quedaron despiertos cuatro noches seguidas durante los combates aportan más información en este ámbito. También la de pacientes con trastornos maníacos que, sin tomar medicación, pasaban de tres a cinco días sin dormir. 

De hecho, los médicos han aprovechado durante mucho tiempo un efecto positivo de la falta de sueño: a través de la llamada terapia de privación del sueño, los psicoterapeutas piden a los pacientes que sufren de depresión que pasen una noche sin dormir, porque ya es demasiado tarde. que esta medida puede beneficiar temporalmente el estado de ánimo de algunos afectados.

Sin embargo, más difícil que responder a la pregunta sobre el récord mundial de permanecer despierto es definir qué significa "estar despierto", dice el cronobiólogo J. Christian Gillin de la Universidad de California en San Diego. Como hemos visto, la privación prolongada de sueño en personas sanas, además de inducir estados alterados de conciencia de todo tipo, provoca frecuentes "sueños de unos segundos", es decir, breves episodios en los que se impone el sueño a la persona, así como la pérdida parcial o total del control cognitivo o motor de lo que está sucediendo. Esto hace que los conductores o pilotos de aerolíneas cansados ​​se duerman y, en el peor de los casos, un accidente automovilístico o aéreo. Estos hechos ocurrieron con frecuencia durante la Segunda Guerra Mundial, después de las movilizaciones.



El poseedor del récord Gardner, que permaneció despierto durante días, también mostró un deterioro neurológico creciente: al principio tenía problemas para reconocer objetos con claridad, luego mostró lagunas en la memoria y estados de ánimo fluctuantes. . Al final de su tortura, apenas podía actuar.

¿Y las consecuencias a largo plazo? Los experimentos con roedores han revelado que la falta continua de sueño puede conducir a la muerte. En 1983, Allan Rechtschaffen de la Universidad de Chicago mantuvo despiertas ratas que colocó en un plato giratorio en un recipiente con agua. Tan pronto como se quedaron dormidos, el investigador los despertó. En todo momento registró la actividad cerebral de los animales. Al final del experimento, no se pudo determinar de manera inequívoca la razón de las muertes de los murinos. Aun así, es probable que murieran de agotamiento total y sobrecarga metabólica. La pregunta que queda es si el estrés del experimento no influyó decisivamente en los resultados.

Por otro lado, una privación prolongada del sueño no siempre conduce a la muerte. Se sospecha que los delfines recién nacidos y las orcas pueden pasar una semana entera sin dormir. Las aves migratorias en sus vuelos de larga distancia también están despiertas durante mucho tiempo.

 

 

¿Se puede morir por falta de sueño?

En los humanos, las enfermedades raras están llamando la atención y arrojan nueva luz sobre nuestra necesidad de dormir. En el síndrome de Morvan, una forma particular de neuromiotonía y caracterizada por síntomas como espasmos musculares, dolor, sudoración excesiva, pérdida de peso, alucinaciones periódicas e insomnio. 


Investigadores franceses observaron un caso similar en un paciente de 27 años que había estado privado de sueño durante unos meses. Durante este período, no sintió sueño ni cansancio; Tampoco estaba de mal humor o ansioso, o que su memoria hubiera empeorado. 


Pero casi todos los días, entre las 21:00 y las 23:00 horas, experimentaba una fase de unos 20 a 60 minutos durante la cual presentaba alucinaciones acústicas, ópticas, olfativas o táctiles, y muchas veces asociadas a dolor y problemas de circulación sanguínea en los dedos. y dedos de los pies Estudios más recientes muestran que el síndrome de Morvan está relacionado con ataques de anticuerpos séricos en canales de potasio específicos en las membranas celulares y nerviosas. La asociación de este fenómeno con el comportamiento del sueño aún no está clara.

Un fenómeno similar ocurre en el raro insomnio familiar fatal (o fatal), un trastorno autosómico dominante, en el que el paciente a menudo muere después de seis a treinta meses sin dormir. Quizás el nombre de este "insomnio mortal" no sea muy acertado, porque la muerte de la persona afectada resulta de una falla multiorgánica y no de la privación del sueño.

Si bien este tipo de casos especiales no ofrecen una respuesta contundente a la pregunta de cuánto tiempo podemos permanecer despiertos, sí revelan que el sueño en sí mismo no es importante para la supervivencia: no se conocen casos en los que se haya podido demostrar esa falta de el sueño causó la muerte de un sujeto, dice Gillin. Después de todo, el sueño es, como el investigador de sueños Wilse Webb (1920-2018) llamó a uno de sus trabajos, "un tirano benévolo": puede ser repelido, pero nunca derrotado.

Añade un comentario de ¿Cuánto tiempo podemos vivir sin dormir?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.