Cansancio nervioso: ¿Por qué y qué hacer?

Quien soy
Martí Micolau
@martimicolau
Autor y referencias
Cansancio nervioso: ¿Por qué y qué hacer?



El término fatiga nerviosa (en medicina neurastenia, "fatiga de los nervios") se refiere a un estado de extrema fatiga mental y física resultante de un estrés severo que puede estar relacionado con la esfera:



  • económico,
  • trabajo,
  • Escuela,
  • familiar,
  • social,
  • interpersonales.

En el sentido común del término, “agotamiento” designa precisamente el consumo, el vaciado de energías personales que involucra un amplio espectro de síntomas en respuesta a altas demandas, en un momento dado.

La neurastenia fue estudiada por primera vez hace más de un siglo en 1869 por el neurólogo estadounidense George Beard, quien la describió como una afección caracterizada por:



  • fatiga mental y física,
  • ansiedad y síntomas depresivos,
  • dolor de cabeza ,
  • descaro,
  • dolor muscular, articular y neuropático (en el territorio de inervación de un nervio en particular).

Luego, la neurastenia alcanzó su punto máximo a principios del siglo XX, luego se extendió a los países asiáticos, luego reapareció en los países occidentales a mediados del siglo XX y alcanzó niveles altos en la población china a fines de la década de 20.

 

Las CAUSAS de la fatiga nerviosa

Las causas de la neurastenia se deben al desequilibrio entre:

  • las exigencias del entorno y del mundo exterior (profesional, escolar, social, familiar, cultural, relacional, etc.),
  • capacidad individual para responder a tales estímulos.

Tanto en el caso de que las exigencias sean excesivas sobre la persona como en el caso de que el propio individuo no disponga de los recursos adecuados para gestionar el estrés, el resultado será invariablemente un intenso cansancio mental y corporal, asociado a diversos síntomas físicos y cognitivos ( pensamiento, conducta, memoria).

Por lo tanto, las causas pueden ser:

  • preocupaciones profesionales y económicas (pérdida de empleo, deudas, precariedad),
  • problemas familiares y relacionales (divorcios, separaciones, problemas de comunicación),
  • cambios en el rol social (especialmente en las mujeres),
  • trauma y violencia,
  • rasgos de carácter de la persona.

LOS SÍNTOMAS

Los síntomas de la neurastenia son muy similares a los del síndrome de fatiga crónica, neurosis, trastornos del estado de ánimo y trastornos somatomorfos, tanto que su distinción en las clasificaciones clínicas no es tan nítida, con el riesgo de que los pacientes no sean tratados adecuadamente. .



Según la CIE-10 (Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud, establecida por la Organización Mundial de la Salud), el síntoma característico de la crisis nerviosa es el intenso cansancio físico y mental que se produce como consecuencia de periodos de gran tensión emocional, que es manifestado por la aparición de:

  • dolor difuso o articular,
  • mareos y vértigo,
  • dolor de cabeza ,
  • trastornos del sueño ,
  • dificultad para relajarse
  • irritabilidad,
  • dispepsia (llamada "indigestión", hinchazón abdominal, náuseas, vómitos, acidez estomacal, mal aliento).

También puede haber varios síntomas autonómicos como:

  • temblores,
  • palpitaciones,
  • presión arterial baja,
  • hipertensión arterial ,
  • transpiración

 

¿Neurastenia o síndrome de fatiga crónica?

En particular, el hecho de compartir síntomas con el síndrome de fatiga crónica posterior ha llevado a algunos investigadores a considerar a este último como una versión "moderna" de la neurastenia del siglo XIX.

El síndrome de fatiga crónica es un diagnóstico cada vez más popular en estos días, y aunque la atención se centra más en el aspecto físico que en el mental de la neurastenia, hay muchos síntomas en común:

  • fatiga física y mental generalizada,
  • síntomas físicos (como dolor en las articulaciones, dolor de cabeza),
  • síntomas cognitivos (como dificultad para concentrarse, pérdida de memoria),
  • síntomas emocionales (como irritabilidad, excitación).

La neurastenia y el síndrome de fatiga crónica también comparten causas, ya que ambos aparecen después de períodos de mucho estrés y preocupación y pueden comprometer gravemente la calidad de vida.


Sin embargo, la neurastenia tiene importantes connotaciones socioculturales, especialmente en la población asiática, para quienes el trabajo y las preocupaciones relacionadas tienen un significado diferente al de los países occidentales. Por esta razón, la neurastenia sigue siendo fundamental para el diagnóstico en los países asiáticos, aunque pueden presentarse otros trastornos al mismo tiempo.


 

DIAGNÓSTICO

Los criterios diagnósticos de la neurastenia son controvertidos y con el tiempo ha habido varias revisiones en cuanto a la clasificación clínica, tanto así que el trastorno se encuentra como una categoría separada dentro de una clasificación de tipo de enfermedad (CIE-10 y CCMD-3) mientras se elimina en otro tipo de clasificación (DSM V).

En el DSM V (el Manual Estadístico y Diagnóstico de los Trastornos Mentales, escrito por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría), de hecho, la neurastenia se incluye en el glosario final como un "concepto cultural del sufrimiento" típico de la cultura asiática, esto para resaltar la relación entre el contexto sociocultural y la definición de sufrimiento emocional.

"Shenjing shuairuo" ("debilidad del sistema nervioso central" en chino mandarín) es en realidad un síndrome que incorpora los conceptos de la medicina tradicional china y el diagnóstico occidental de neurastenia (fatiga física y mental, mareos, dolor de cabeza, dolor, dificultad para concentrarse, alteraciones del sueño y pérdida de memoria).

En otras clasificaciones, sin embargo, la neurastenia se reconoce como una categoría definida y, en base a esto, el médico investigará los antecedentes familiares y personales del sujeto, los síntomas y la presencia de estrés reciente.

  • Diagnóstico según CIE-10 (Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados). La neurastenia es un tipo de fatiga que se produce después de un intenso esfuerzo mental y emocional (pero también después de un esfuerzo mínimo), a menudo acompañada de deterioro en el trabajo y la vida diaria. El diagnóstico es clínico y se basa en la presencia de al menos 2 de los 7 síntomas principales:
    • dolores o dolores musculares,
    • mareo
    • dolor de cabeza,
    • trastornos del sueño,
    • dificultad para relajarse
    • irritabilidad,
    • dispepsia ("indigestión").

  • Diagnóstico según CCMD-3 (Clasificación China de Trastornos Mentales) . El diagnóstico es clínico y se basa en la presencia de al menos 3 de los 5 grupos de síntomas:
    • debilidad física o mental,
    • irritación o preocupación,
    • excitación,
    • dolor neuropático,
    • trastornos del sueño.

    Con la consiguiente dificultad en la vida profesional, escolar, social y cotidiana.

 

Diagnóstico diferencial

Es importante descartar ciertas condiciones mentales y médicas que pueden imitar o superponerse con el trastorno, como:

  • trastorno de ansiedad generalizada,
  • trastorno de pánico,
  • trastorno de ansiedad por la salud (hipocondría),
  • trastornos del estado de ánimo,
  • problema somatiforme,
  • trastorno de somatización,
  • disfunción sexual,
  • otras condiciones médicas que afectan la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la sudoración, la función intestinal, etc.

 

PROCESANDO

Actualmente, no existen muchos estudios científicos sobre la neurastenia, especialmente si se buscan estudios bien estructurados, que analicen la eficacia de un tratamiento en particular o que comparen un enfoque terapéutico con otro, aunque esa condición ya no es un concepto nuevo.

Al igual que con otros trastornos psicológicos, el remedio validado internacionalmente es la combinación de

  • psicoterapia,
  • medicamentos antidepresivos

Al ser una condición clínica que se desarrolla debido a una fuerte preocupación y estrés, y que inevitablemente afecta no solo a la mente como la conocemos, sino también a las funciones del cuerpo, es muy importante seguir un estilo de vida enfocado en el bienestar total de la persona, compuesta por

  • dieta equilibrada ,
  • hacer ejercicio o participar en una actividad física regular,
  • modificación de los factores de estrés, si es posible (por ejemplo, hábitos y ritmos de trabajo, relaciones interpersonales disfuncionales),
  • manejo del estrés,
  • cuidado personal (cultivar pasatiempos, fomentar una red de buenas amistades, tomarse tiempo para uno mismo, establecer límites estrictos para el respeto por uno mismo).
Añade un comentario de Cansancio nervioso: ¿Por qué y qué hacer?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.