Dormir 6 horas por noche: ¿es suficiente?

Quien soy
Pau Monfort
@paumonfort
Autor y referencias
Dormir 6 horas por noche: ¿es suficiente?



En el verano de 2015, The New Yorker publicó una serie de artículos sobre el sueño, citando estudios e investigaciones científicas de que las personas duermen cada vez menos y agregando nuevo material a un debate que ve a los defensores del sueño clásico de ocho horas notablemente separados de aquellos que duermen menos. Por lo general, los defensores de dormir 6 horas por noche creen que este tiempo de sueño es necesario para recuperar energía, pero la teoría choca con los estudios científicos modernos.



 

Dormir 6 horas por noche: ¿Qué dice la ciencia?

Según una investigación realizada en 2003 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia (EE. UU.), dormir seis horas al día no es suficiente y, en algunos casos, equivale a no dormir nada. El estudio involucró a 48 voluntarios que fueron asignados dormir un máximo de cuatro, seis u ocho horas por noche durante dos semanas. Los investigadores también pidieron a un grupo de participantes que no durmieran en absoluto durante tres días consecutivos, para comparar su nivel de fatiga con el de los otros voluntarios.



El experimento se llevó a cabo en el laboratorio, con el fin de mantener bajo control la mayor cantidad de variables posibles, y por supuesto el comportamiento de los voluntarios, quienes se despertaron con diferentes tipos de pruebas cada dos horas para evaluar sus habilidades cognitivas en relación con el número. horas de sueño. Se pidió a cada participante que describiera su estado de ánimo y síntomas inusuales, si los hubiera. Algunos resultados de la investigación confirmaron las hipótesis iniciales de los investigadores, otros fueron más sorprendentes.

El grupo de ocho horas de sueño al día es el que mejor lo ha hecho, obteniendo una media más alta en todas las pruebas realizadas para comprobar el grado de reactividad y concentración. Los voluntarios a los que se les pidió que durmieran solo cuatro horas por noche obtuvieron resultados muy pobres, mientras que los que tuvieron que dormir 6 horas por noche lo hicieron bien, pero solo durante los primeros diez días del experimento. En los últimos días, las pruebas cognitivas en voluntarios que durmieron 6 horas fueron muy negativas. y comparables a los del grupo al que se le pidió no dormir durante tres días consecutivos. La disminución en el rendimiento cognitivo también ocurrió en el grupo de sueño de cuatro horas, pero como era de esperar, ocurrió antes.

Los investigadores también notaron que los miembros del grupo de seis horas tendían a subestimar su nivel de fatiga, a pesar de que las pruebas cognitivas indicaban una disminución significativa en su capacidad para concentrarse y realizar ciertas tareas. Mientras que los voluntarios a los que se les pidió que no durmieran durante tres días informaron un aumento de los niveles de fatiga, hasta el doble de alto que al inicio de la prueba, los del grupo que tenía que dormir 6 horas por noche no indicaron un aumento de un nivel de fatiga, aunque las pruebas indicaron un rendimiento comparable al de las personas que no lo habían hecho. completamente dormido. En resumen, aquellos que dormían seis horas por noche en algún momento estaban cansados ​​y no tan alertas como aquellos que no habían dormido nada pero no se dieron cuenta:



Como recuerdan desde Fast Company, la investigación de Filadelfia parece confirmar una característica descubierta en otros estudios: cada uno de nosotros tiende a sobreestimar el número de horas que hemos pasado durmiendo. Un estudio de 2008 encontró que la mayoría de las personas confían, en promedio, en haber dormido 48 minutos más que antes. Los investigadores también notaron que por cada hora de sueño más allá de las primeras seis, la mayoría de la gente tendía a sobrestimar el tiempo que pasaba en la cama en al menos media hora. Esto significa que muchas personas convencidas de dormir siete horas por noche en realidad no superan las seis horas. Las causas pueden ser muchas e incluyen acostarse más tarde de lo planeado, suprimir inconscientemente el retraso, tardar mucho en conciliar el sueño o tener muchos despertares nocturnos.

 

 

¿Qué concluir?

Otros estudios han analizado la privación parcial del sueño a largo plazo, pero los resultados del estudio de Filadelfia apuntan más fuertemente que otros a la relevancia del fenómeno. El mayor problema está relacionado con la percepción que tiene cada uno de sentirse descansado, aunque en realidad no sea por las pocas horas de sueño, con la consiguiente reducción de las capacidades cognitivas. La fatiga de este tipo puede ser peligrosa, especialmente si estás haciendo trabajos donde se necesitan buenos reflejos o la capacidad de mantener la concentración durante mucho tiempo.


Los estudios del sueño son innumerables y en los últimos años ha habido mucha discusión, en la comunidad científica y más allá, sobre la cantidad ideal de horas de sueño cada día para mantenerse en forma y descansado. Muchos estudios sitúan un valor medio en torno a las 8 horas, pero otros estudios apuntan a que 7 es suficiente. En realidad, una cifra promedio no ofrece mucha información: cada uno tiene su propio ritmo y duerme diferente.


A lo largo de los años, los consejos de médicos y expertos para un mejor descanso se han mantenido sustancialmente inalterados, y suelen estar más ligados al sentido común que a otra cosa: irse a dormir siempre a la misma hora, no utilizar dispositivos electrónicos con pantallas brillantes en media hora. hora antes de acostarse, dormir en una habitación oscura, tranquila y fresca evitar el consumo de alcohol que adormece pero no ayuda a descansar, no ingerir alimentos con alto contenido de alcohol antes de acostarse, hacer ejercicio regularmente y pensar en cosas agradables antes de ir a dormir. dormir.

Añade un comentario de Dormir 6 horas por noche: ¿es suficiente?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.