Mioclonías nocturnas: todo lo que debes saber

Quien soy
Martí Micolau
@martimicolau
Autor y referencias
Mioclonías nocturnas: todo lo que debes saber



Las mioclonías nocturnas son rachas de sueño que suelen ocurrir al inicio del sueño o al conciliar el sueño. Se trata de movimientos involuntarios muy frecuentes: según las estadísticas, del 60 al 70 % de los franceses tienen episodios de mioclonías nocturnas.



A menudo es la pareja quien se queja del problema: es como estar en la cama con una persona que tiene temblores mientras duerme y que afectan principalmente a los brazos y las piernas.

Quienes tienen estos movimientos bruscos apenas los notan y en la mayoría de los casos se trata de mioclonías nocturnas benignas, es decir, no tienen consecuencias ni problemas de base y no requieren un tratamiento o cuidado especial.



 

Las causas de las mioclonías nocturnas

¿Por qué se hacen estos movimientos durante el sueño? ¿A qué se deben? Las razones del mioclono nocturno pueden ser de diferentes tipos y se pueden dividir en dos categorías.

 

Mioclono fisiológico nocturno

Son movimientos nocturnos que involucran sujetos en buen estado de salud. Son episodios leves, que no requieren tratamiento, ya que son de corta duración y sin consecuencias. Aquí están los más comunes.

- Hipo: Es decir una contracción involuntaria de los músculos del diafragma

- Mioclonías hípnicas: Corresponden a la fase hipnagógica, es decir, a la de conciliar el sueño. En ocasiones provocan un despertar y están ligadas a una sensación de caída al vacío o pérdida del equilibrio. La causa hay que buscarla en una reacción natural del cerebro que provoca estos temblores del sueño para recuperar el control de los músculos. Es decir, el cerebro interpreta la inmovilidad del cuerpo como una señal negativa y lanza estos sobresaltos repentinos.

- Las tiranteces en el sueño de los recién nacidos: Son perfectamente naturales y se manifiestan también hasta el sexto mes de vida. Pueden ser ocasionales o incluso sucesivos y afectar solo a las extremidades o a todo el cuerpo. Ocurren cuando el bebé está cansado o ha sido amamantado recientemente antes de acostarse.

Puede prevenir el mioclono nocturno haciendo que su cama sea más cómoda. Por ejemplo, si tienes un colchón viejo o un colchón que no es el más cómodo, te recomendamos encarecidamente que elijas un soporte nuevo.

  


Mioclono nocturno patológico

También se denominan mioclonías secundarias e implican un problema subyacente que debe solucionarse. Se trata por tanto de espasmos musculares que tienen una causa patológica, por lo que es recomendable hablar con tu médico al respecto. ¿Cuándo deberías preocuparte? Cuando estas tomas nocturnas tienen consecuencias por la mañana, al despertar.


 

- Esguinces de la médula espinal o golpes violentos en la cabeza: Cualquier lesión en la médula espinal o en el cerebro puede provocar espasmos musculares frecuentes e incontrolados. Estos estallidos nocturnos repentinos también pueden ocurrir en caso de accidente cerebrovascular o isquemia cerebral.

- Enfermedad de Parkinson: los espasmos repentinos y los movimientos descontrolados son uno de los síntomas de esta enfermedad neurodegenerativa.


- Enfermedad de Alzheimer: especialmente en las etapas más avanzadas, cuando la funcionalidad de ciertas áreas del cerebro está comprometida, pueden ocurrir movimientos nocturnos.

- Consumo de drogas o medicación: en este caso, el simple hecho de eliminar la sustancia que origina el fenómeno soluciona el problema. Ansiolíticos, antidepresivos y opiáceos son algunas de las sustancias que provocan estos movimientos nocturnos.

 

Remedios para las mioclonías nocturnas

Especialmente en casos patológicos, para volver a dormir bien es necesaria una intervención directa en el origen del problema. Por esta razón, muchos médicos sugieren un electroencefalograma y una resonancia magnética para evitar problemas cerebrales. También se pueden recomendar pruebas funcionales de los órganos principales, como el hígado y los riñones, para descartar una disfunción.


En casos muy raros, esta condición se trata con tranquilizantes o anticonvulsivos.

Añade un comentario de Mioclonías nocturnas: todo lo que debes saber
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.