El bebé no quiere dormir en la cama: ¿qué hacer?

Quien soy
Joel Fulleda
@joelfulleda
Autor y referencias
El bebé no quiere dormir en la cama: ¿qué hacer?





Uno de los grandes sueños de toda mamá es que su bebé duerma solo en su propia habitación, y preferiblemente toda la noche. Sin embargo, a muchas madres les resulta difícil dormir a sus hijos pequeños, especialmente por la noche. Les nouveau - nés ne savent pas ce qu'est le jour et quelle est la nuit, et bien qu'ils dorment entre 15 et 18 heures par jour, souvent les quelques heures qu'ils restent éveillés ne se font qu'à l' Alba. Entonces, ¿qué hacer cuando el bebé no quiere dormir en su cama?

Si vas a ser madre por primera vez seguro que te surgen muchas dudas, sobre todo en lo que se refiere al sueño de tu hijo. ¿Cómo hacerlo dormir? ¿Cómo conseguir una noche de sueño ininterrumpido?



En los primeros días de vida, la mayoría solo puede dormir cuando está en su regazo, mecido o durante e inmediatamente después de las tomas. Para colmo, cuando se coloca en la cuna, se despiertan y gritan, para desesperación de los padres! El resultado: madres angustiadas que anhelan una noche de sueño tranquilo e ininterrumpido.

Pero para aprender cómo hacer que su bebé duerma solo en la cuna, debe aprender algunos secretos sobre el sueño de los niños pequeños y tener la paciencia y la perseverancia para descubrir qué funciona para su bebé. Dormir es entrenar y debemos recordar que los niños son diferentes y lo que funciona para un bebé puede no funcionar para otro.

Si quieres pasar noches tranquilas y asegurar un sueño reparador para toda la familia, pero no sabes por dónde empezar, este post es para ti. Le mostraremos algunos datos sobre el sueño del bebé, luego algunos Consejos para que su hijo duerma solo.

 

 

Bebé no quiere dormir en su cama: Hábitos de sueño

En los primeros meses de vida del bebé, los padres (sobre todo los del primero) experimentan una interesante paradoja: si por un lado se tiene la impresión de que el bebé sólo duerme, por otro lado las noches tienden a estar preocupado y no proporcionar el descanso necesario. Por lo general, los recién nacidos se despiertan solo para realizar sus funciones fisiológicas, como mamar, girar y orinar. Duermen entre 15 y 18 horas al día. pero no saben qué día es y qué noche y lloran para manifestar todos sus deseos.



Consejo: ¿Por qué los recién nacidos duermen mucho?

La verdad es que los patrones de sueño de los bebés son diferentes porque no siguen el ritmo circadiano, que rige el ciclo de vida de la mayoría de los adultos. Hasta que el bebé comprenda el flujo natural del día y la noche, pueden pasar varios meses de noches sin dormir.

Además, los ciclos de sueño del bebé en los primeros meses son más cortos (alrededor de 50-60 minutos, la mitad del ciclo de sueño de un adulto) y la duración del sueño profundo es considerablemente más corta.

Esto significa que el bebé puede despertarse fácilmente: el 50% del tiempo de sueño lo pasa en la fase REM, caracterizada por movimientos oculares rápidos, respiración irregular y movimientos corporales o vocalizaciones ocasionales (los famosos gruñidos que hacen los bebés durante el sueño y que hacen las delicias de los padres). .

Pero, ¿qué significa exactamente todo esto? ¿El bebé no podrá dormir toda la noche? De hecho, esta información prueba lo que los padres descubren rápidamente cuando intentan poner a dormir a su hijo:

  • El sueño de los bebés es muy ligero;
  • Los primeros 25 minutos de sueño son la fase más crítica del ciclo;
  • Cada 50 minutos, el bebé puede tener un ligero despertar. y volver a dormirse sin complicaciones (o despertarse para siempre y necesitar consuelo).

 

Otro factor importante a considerar es la necesidad real de sueño del bebé en cada etapa de la vida:


  • recién nacido: 17 horas al día (8 a 9 horas por la noche, casi nunca sin descanso);
  • 1 mes: 17 horas al día (al menos 9 horas por la noche);
  • 3 meses: 16 horas por día (10 horas por la noche);
  • 6 meses: 15 horas por día (10 horas por la noche);
  • 12 meses: 14 horas por día (11 horas por la noche);
  • 18 meses: 13 horas por día (11 horas por la noche);
  • 36 meses: 12 horas por día (10 horas por la noche).

Con todo esto en mente, es posible aprender cómo hacer que el bebé duerma solo en la cuna, ¡incluso si el bebé no quiere dormir en su cama! Sin embargo, se debe aceptar que los niños pequeños necesitan a sus padres para dormir y que los hábitos de sueño deben ser cultivados por toda la familia. Enseñar a un bebé a dormir en su cuna requiere paciencia, constancia y mucho cariño.


 

 

Aprende a hacer que el bebé duerma solo en la cuna

Si ha estado enfrentando problemas y siente dificultad cuando se trata de dormir la siesta de su bebé, esto es lo que debe hacer cuando el bebé no duerme en la cama.

 

Enseña a tu bebé a entender la diferencia entre el día y la noche.

Poco tiempo después del nacimiento y en los primeros meses de vida, el bebé no es capaz de diferenciar entre el día y la noche. Depende de los padres mostrar gradualmente las diferencias entre los dos períodos.

Durante el día, deje las cortinas y las ventanas abiertas para mantener la casa iluminada y aireada. Deje que los sonidos normales de la rutina del hogar (timbre, teléfono, televisión, ladridos de perros) circulen por la casa. De este modo, el bebé notará que las siestas diurnas son diferentes del sueño nocturno , que es más pacífico.

Por la noche, mantenga la habitación del bebé lo más oscura posible., mantener una lámpara o enchufes para los tiempos de lactancia y mantener el ambiente lo más tranquilo y acogedor. Esto ayudará a evitar que su bebé cambie de día a noche y puede ser útil para encontrar noches de sueño más completas.

 

El bebé no quiere dormir en la cama: crea un ritual a la hora de dormir

Para que tu bebé empiece a darse cuenta de que se acerca la hora de acostarse, desarrollar un ritual de sueño es una gran idea.

No hay reglas estrictas y rápidas para crear este ritual, ya que usted elige lo que se hará, pero debe suceder todos los días de la misma manera y aproximadamente a la misma hora para que el bebé entiende que ha llegado el momento de descansar.

 

Consejo: ¿qué hacer para garantizar un sueño de calidad para el bebé?

Puedes darle un buen baño a tu bebé, cambiarlo, contarle cuentos o cantarle canciones, luego atraparlo un poco y finalmente ponerlo en la cuna mientras aún está despierto. El objetivo es calmar y relajar al bebé y hacerle darse cuenta de lo que viene a continuación.

Experimente y vea qué funciona mejor. Lo importante es que tú y el bebé os sintáis cómodos y que la hora de dormir sea un momento agradable para toda la familia.

 

Evita que el bebé se duerma en tu regazo

Algunos bebés asocian la hora de acostarse con la comodidad del regazo y el movimiento de balanceo. Esto los hace dependientes de los trucos de sus padres a la hora de acostarse, lo que se convierte en un problema, especialmente cuando el bebé se despierta llorando en medio de la noche y los padres se ven "obligados" a mecerlo hasta que regrese. quedarse dormido. En resumen, el bebé no quiere dormir en su cama porque está acostumbrado a dormir en contacto con sus padres.

El bebé merece y debe tener cariño, pero a la hora de dormir trata de no mecerlo en tus brazos. Déjalo despierto en la cuna para que se acostumbre a dormir solo y se sienta seguro con ella. 

 

Reserva la cuna solo para dormir y dormir la siesta

No utilice la cuna como lugar de alimentación, rincón de castigo o lugar de juego: sólo debe utilizarse para dormir. Así, tu bebé comenzará a entender que cuando esté colocado en la cuna, será el momento de descansar.

 

 

Usa los artículos a tu favor

Todos los niños tienen una mascota que les da seguridad y comodidad. Puede ser un juguete, un pañal... y el bebé elige.

Averigüe cuál es el artículo favorito de su hijo y colócalo junto a él en la cuna por la noche.. Esto hará que el bebé esté más seguro y lo ayudará a conciliar el sueño nuevamente si se despierta en medio de la noche y no ve a sus padres cerca.

 

No despierte al bebé para amamantar

A menos que existan pautas pediátricas que indiquen lo contrario, después de los primeros meses de vida, no despierte a su hijo en medio de la noche durante las horas estrictas de alimentación. Muchos bebés terminan despertándose por la noche simplemente por costumbre.

Si el niño tiene hambre, se despertará, puede estar seguro. Deja que él marque el ritmo de las tomas. , ya que esto ayudará a regular los periodos de sueño .

 

Si lo necesitas, dale el chupete

No hay consenso en cuanto a los chupetes . Algunos padres y pediatras están totalmente en contra del uso y otros lo apoyan mucho. Pero el hecho es que los chupetes, cuando se usan con moderación, pueden marcar una gran diferencia en su vida y la de su bebé. El movimiento de succión que proporciona el chupete tiene el poder de calmar al niño. Por lo tanto, este artículo se puede usar por la noche si el bebé no quiere dormir en la cama.

 

Evita sobrealimentarlo

 

En el caso del bebé, hay que evitar hacerle comer menos de 30 minutos antes de acostarse y no rechazar los eructos. Para los bebés que ya se alimentan con papilla o alimentos sólidos, ofrecer la cena 2 horas antes y favorecer alimentos saludables y de fácil digestión, como carnes magras, legumbres y verduras.

 

Ponga al bebé a dormir en la posición correcta

El síndrome de muerte súbita del lactante ha sido durante mucho tiempo una amenaza para los padres y los pediatras. Aunque no existe una causa comprobada, la principal recomendación de los especialistas es que el bebé está dormido en posición supina: la espalda apoyada en una superficie firme y boca arriba.

Además, la cuna no debe tener ningún objeto suelto, como almohadas, peluches, exceso de mantas o protectores con volantes.

.

Mantenga la habitación oscura a la hora de acostarse

Cuando el bebé duerme, no basta con apagar las luces de la habitación, es necesario eliminar cualquier fuente de luz que pueda perturbar la calidad del sueño. Esto incluye artefactos de iluminación, luces nocturnas e incluso el brillo brillante que emiten algunos artefactos.

La luz, incluso pequeña, altera la secreción de melatonina, una hormona que facilita el sueño profundo, esencial para la liberación de la hormona del crecimiento. Por ello, el periodo de descanso es fundamental para el pleno desarrollo de los bebés. Sin embargo, evite que use una máscara de noche si es demasiado joven, por seguridad.

Si es realmente imposible mantener la habitación a oscuras, debido al miedo del niño, invertir en una lámpara con luz azul, que causa más somnolencia, y retírelo de la cuenca después de que el bebé se haya dormido.

 

Vigilar la temperatura ambiente

Si el bebé no quiere dormir en su cama puede ser por la temperatura, un factor que no se debe pasar por alto es el confort térmico: la temperatura de la habitación debe ser agradable, oscilando entre 18º y 24º C. Cuando hace calor, los padres pueden usar aire acondicionado o un ventilador para refrescar el ambiente, y el bebé debe usar ropa fresca y cómoda.

Cuando hace frío, no es necesario aumentar el número de mantas (lo que puede incluso comprometer la seguridad del bebé): basta con vestir a su pequeño con un  mono cálido y calcetines gruesos.

 

Evitar aromas fuertes en el ambiente

La higiene del hogar es una de las mayores preocupaciones de los padres en los primeros meses y tiende a aumentar a medida que el bebé comienza a gatear y moverse por las habitaciones. Sin embargo, se debe tener cuidado al usar productos químicos para la limpieza.

El fuerte olor de estos productos puede provocar reacciones alérgicas y dificultar el sueño. También se desaconsejan los aromatizantes en los primeros meses: una habitación limpia no necesariamente huele mal.

 

Mantenga la habitación en silencio

Muchos bebés se duermen más rápido cuando escuchan música, ya sea cantada por sus padres o reproducida en el ambiente. Sin embargo, cuando se dan cuenta de que el niño se ha quedado dormido, los padres deben cortar el sonido y mantener la habitación en silencio. De esta forma, cuando el bebé esté entre ciclos de sueño, no se despertará con los ruidos del exterior y volverá a dormirse solo.

Añade un comentario de El bebé no quiere dormir en la cama: ¿qué hacer?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.