Sueño bifásico: lo que necesitas saber

Quien soy
Martí Micolau
@martimicolau
Autor y referencias
Sueño bifásico: lo que necesitas saber



 



Hay un método de sueño llamado sueño bifásico . Que básicamente consiste en modificar nuestros hábitos de sueño, con el objetivo de que podamos dormir menos horas durante el día, sin que ello afecte a nuestra salud, ni cansarnos durante el día por la falta de sueño. Por el contrario, pretende dejarnos con más energía para realizar nuestras actividades diarias de lo habitual.

 

El método del sueño bifásico

Sueño bifásico como su nombre indica, consiste en dormir en Fases de 2 , pero estas dos fases, poco intuitivas al principio, requirieron de muchos estudios científicos para llegar a lo que es hoy.


Antes que nada, conviene aclarar que esta es una simple visión de lo que es el sueño bifásico, y que no debe tomarse como guía sin investigar un poco más e incluso consultar a un médico en caso de duda.


Las dos fases son:

  • 4,5 horas de sueño - 00:30 - 5:00
  • 1h30 de sueño - 18:00 - 19:30

El sueño se divide en ciclos de una hora y media , basado en la duración de un ciclo REM de 90 minutos, ciclo en el que pasamos por todas las etapas, incluida la de soñar.

Le sueño bifásico especifica que uno debe tener un largo sueño ( Sueño básico ) por la mañana, que consta de 3 ciclos REM de 90 minutos, para un total de 4 horas.

Y un ciclo más por la tarde para completar la falta de sueño que sientes cuando duermes menos de 5 horas.

En general, dormir bifásico te permite dormir 6 horas al día, pero los beneficios de este sueño bifásicos van mucho más allá de poder dormir un poco menos.

 

 

Beneficios del sueño bifásico

En un principio puede parecer una locura reducir el número de horas de sueño diario sin motivo aparente, y muchos irán en contra de todos los estudios científicos y médicos que se han hecho sobre este tema diciendo sin discusión que afecta a la salud. Nada más lejos de la realidad.

Entre las ventajas que podemos encontrar, es mucho menos difícil levantarse temprano por la mañana (5:00 a.m.) incluso cuando nos acostamos después de la medianoche. Y es que en principio cuesta conciliar el sueño unos minutos después de acostarse, pero esto también cambia con el tiempo y el cuerpo se vuelve más disciplinado.



Además, en la tarde del primer día, es posible que ni siquiera puedas conciliar el sueño durante la hora y media estipulada. Pero al día siguiente, sentirás un poco más de necesidad de dormir por la tarde, y dia a dia se hace mas facil hasta llegar al punto de que si son las 6:5 horas, nuestro cuerpo nos está pidiendo dormir, y estamos casi como si estuviéramos despiertos normalmente a las XNUMX:XNUMX horas sin haber dormido. Sin embargo, asegúrese de traer cortinas opacas o un antifaz para dormir para que pueda dormir durante el día.

Si tienes mucho tiempo libre, trata de ocuparlo en algo que te permita concentrarte al menos durante la fase de adaptación, porque de lo contrario será complicado no tener sueño los primeros días, y más complicado no sucumbir. la tentación de irse a dormir, sobre todo si trabajas desde casa en tu dormitorio, con tu cama a 2 metros de distancia.

 

Recomendaciones para pacientes bifásicos

Aquí algunas recomendaciones para quienes se animan a aplicar esta particular forma de dormir para ahorrar tiempo y aumentar los niveles de energía del cuerpo durante el día.

 

Etapa de adaptación del sueño bifásico

  • ser estricto : Concéntrese en las horas de sueño durante los primeros 10 días. Haz sonar la alarma lo más alto posible para asegurarte de no quedarte dormido. Acostarse y levantarse a tiempo es una de las mejores maneras de facilitar el ajuste inicial.
  • Sigue la necesidad de tu cuerpo : al principio te sentirás un poco cansado al menos durante los primeros 3-4 días, y no tengas ninguna duda de que si en algún momento inevitablemente necesitas hacer una siesta extra, podrás hacerlo sin ningún problema y sin que afecte en gran medida a tus hábitos . Lo importante es que no siempre lo haces.
  • Problemas de salud : Si por alguna razón comienza a enfermarse o sufre de fatiga extrema, insomnio o síntoma similar, debe cancelar y consultar primero a su médico antes de continuar con el sueño bifásico , aunque es un método probado, nuestro metabolismo puede ser diferente y es posible que no puedas adaptarte a largo plazo. Por lo tanto, es mejor cancelar por adelantado que sufrir después.
  • Sáltate los 5 minutos extra : Estamos acostumbrados a pensar con nuestro sueño monofásico que dormir un poco más aumenta los niveles de energía, cuando es exactamente lo contrario. Debes evitar dormir 5 minutos más y retrasar la alarma, ya que es así como se produce la mayoría de los sobresueños, lo que tiene como consecuencia retrasar el periodo de adaptación y, en general, dejarnos dormidos el resto del día. Sueño bifásico es un método muy estricto inicialmente, por lo que debes hacer lo mismo al aplicarlo.

 



 

Etapa de posadaptación del sueño bifásico

  • saltar una siesta : Puede que te preocupe un poco que en algún momento tengas que saltarte una siesta o posponerla unas horas. Pues la verdad es que una de las grandes ventajas de este método es que tras una adaptación exitosa, puede ser lo suficientemente flexible como para un día de fiesta (frenesí, rumba) y dormir 4,5 horas más tarde, o incluso dormir 10 horas como si estuvieras monofásico por un día. Muchos incluso lo hacen una vez al mes.
  • Vuelta a monofásico : Si en algún momento se desea volver a monofásico, es mucho más sencillo, aunque los primeros días es normal sentir la necesidad de seguir durmiendo por la tarde. La recomendación para evitar dormir en todo momento es estar ocupado en algo que implique pensar, así tu cerebro se olvida de que tienes sueño.

 

Obviamente, no hace falta decir que esto funciona muy bien para las personas que tienen un horario flexible y no dependen de un jefe o un horario estricto.

Ahora bien, matemáticamente, y teniendo en cuenta que dormimos 8 horas al día, ahorrar 2,5 horas al día nos da 17,5 horas extra a la semana. Si la semana tuviera 8 días, y hubiésemos seguido durmiendo 8 horas, solo tendríamos 16 horas, por lo que este método es prácticamente la materialización de un día más en la semana.

Añade un comentario de Sueño bifásico: lo que necesitas saber
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.